16 octubre 2014

COMUNISTAS DE QUART (1979)





PRIMERA PARTE.
¿Lo que pudo haber sido y no fue?


En la entrevista de enero de 2013 Ramón Segarra Asensio, el que fue alcalde socialista por mayoría absoluta desde 1980 hasta 1999, afirmaba que durante la campaña para las elecciones municipales de 1979 en Quart de Poblet, la creencia general era que el Partido Comunista obtendría la mayoría “por su notable implantación, con tres locales; protagonismo político durante el tardofranquismo, y número de afiliados y militantes en Quart, que como mínimo triplicabla el de la Agrupación socialista”.  

Ese protagonismo político y social del Partido Comunista durante los últimos años del franquismo es también referido por Patricia Gascó en sus estudios sobre la Transición. La historiadora de Quart (en "La Transición en Quart de Poblet (1960-1985") sitúa a principios de los años setenta, con la llegada de los sacerdotes Salvador Franch y Benjamín Peinado a las nuevas parroquias de la Ermita y Santa Cecilia, el origen de movimientos  adscritos a la Iglesia Católica "pero ideologicamente distanciados del franquismo” que de alguna u otra forma acabaron confluyendo con “grupos politicamente cercanos al comunismo o al marxismo”. 

No obstante, y aun siendo innegable el impulso que pudo suponer el Concilio Vaticano II, en el Archivo Histórico del PCE constan dos registros con referencias a Quart de Poblet, que señalan que la presencia de iniciativas antifranquistas en el ámbito sindical y en el puramente político, pueden ser logicamente anteriores. 

El primero de estos registros, fechado en Quart entre 1965 y 1966, contiene la correspondencia codificada del histórico Antonio Palomares con la organización del PCE; el segundo, de 1968, incluye varias cartas remitidas a Radio España Independiente (“La Pirenaica”, emisora creada por el PCE) por un grupo clandestino, denunciando cuestiones como la detención, torturas y juicio sin garantías de 36 obreros valencianos, entre ellos Victor Córdoba y Antonio Palomares; o el malestar laboral en la fábrica de hormigón PREFALCO de Quart de Poblet.

En cualquier caso en las reuniones amparadas en las nuevas parroquias, con las JOC, en la dinámica de los movimientos vecinales, en el Club de la Juventud o en las actividades de la “LLibreria Popular”, la presencia y protagonismo de los militantes comunistas era seguramente preponderante. El PCPV tuvo su primer local, siendo aún alcalde franquista Fernando Chiner, en un bajo de la calle Barranquet.



Las elecciones municipales del 3 de abril de 1979 fueron en sentido estricto las primeras realizadas con sufragio universal en la historia de España, teniendo en cuenta que las de abril de 1931, de acuerdo con el sistema electoral entonces vigente, se celebraron restringidas por censo y género. Los resultados de las elecciones municipales de 1979 fueron en sus diferentes ámbitos los siguientes:

*En el conjunto del estado español, con una participación del 62%, la UCD obtuvo el 31% de los votos; el PSOE el 28% de los votos y el PCE el 13% .

*En el País Valenciano, con una participación del 69%, el PSOE obtenía el 35%, la UCD el 34% y el PCPV-PCE el 14%.

* En Quart de Poblet, con una participación del 70%, el PSOE obtenía el 52% de los votos y 11 concejales; el PCPV-PCE el 25% y 5 concejales; y la UCD el 22,% y 5 concejales. Los elegidos por la candidatura del PCE fueron Tomás García Monsálvez; Áurea Córdoba Monsálvez; Pedro Amo Mora; Guillermo Cerrato Serra y Mariano Esteban Nuñez.

ELABORACION PROPIA


Cualquier análisis comparativo de los datos pone de manifiesto, pese a frustrarse esa creencia general que refería Ramón Segarra, que la implantación y resultado electoral del Partido Comunista en Quart de Poblet, era siempre superior al que la formación obtenía en el País Valenciano o en el conjunto de España, aunque insuficiente para cumplir las expectativas. 




Ramon Segarra atribuía a la memoría histórica colectiva parte de la responsabilidad en esa hegemonía comunista que finalmente no fue: “La memòria històrica a Quart de Poblet pertanyia al Partit Socialista, que des que el 1918 es constituïra, havia tingut bona premsa. Per contra la memòria històrica del Partit Comunista era menor”.

De esa memoria se tratará en la siguiente entrega de “Comunistas de Quart”.







Si quieres aportar tu testimonio, tu recuerdo o estudio sobre el PCE de Quart de Poblet hazlo saber.